Los dispositivos estarán gravados con un canon digital a partir de enero

Los dispositivos estarán gravados con un canon digital a partir de enero

Los teléfonos móviles tributarán 1,10 euros cada uno y las tabletas, 3,15 euros.

Todos los dispositivos capaces de realizar copias de archivos protegidos por derechos de autor estarán gravados de nuevo por el canon digital a partir del 2 de enero con la entrada en vigor de la Ley de Propiedad Intelectual, según el decreto publicado ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Amaya Quincoces Riesco Redacción / La Voz Madrid / Efe.- Teléfonos inteligentes, tabletas, tarjetas de memoria, cedés y deuvedés de grabación, todos los sistemas de almacenamiento y reproducción deberán tributar una cuantía recogida en la ley en función del tipo de dispositivo y que se aplicará en el precio final del aparato. Lo que más se encarecerá serán los discos duros externos, con 6,45 euros, y los discos duros integrados, con 5,45 euros. Las tabletas y dispositivos de pantalla táctil tributarán 3,15 euros y los móviles, 1,10 euros cada uno. Las impresoras también estarán gravadas con hasta 5,25 euros.

La recaudación de esta tasa irá destinada a compensar a las entidades de gestión por la «copia privada» o la piratería para que estas procedan a un reparto fijado por decreto. Así, en música un 40 % de esta tasa corresponderá al autor, un 30 %, a los intérpretes y un 30 %, al productor; en libros, el 55 % será para el autor y el 45 % para los editores; y en la creación audiovisual, un tercio para cada uno de ellos. Las revistas digitales también cobrarán de esta recaudación.

El canon digital, que fue aprobado originalmente en el año 2007 por el gobierno del Partido Socialista, se mantuvo en vigor hasta el 2011, cuando fue retirado, pero fue recuperado por el gobierno del Partido Popular en junio del 2017, si bien hasta ayer no se había publicado en el BOE.

Habrá excepciones a esta tasa, como las copias realizadas por administraciones públicas para uso profesional o las realizadas por quienes justifiquen el uso profesional de sus productos y cuenten con autorización para ello según un listado que se hará público.

Según datos de la industria tecnológica recogidos por la Asociación de Internautas en el momento de la aprobación de la ley, el pasado año, la cifra del impacto económico de la copia privada es casi seis veces menor que los 72 millones de euros que se prevé recaudar con el nuevo canon digital. De acuerdo con estos datos, en el 2012, el perjuicio económico fue de 13,4 millones de euros; en el 2013, el impacto fue de 15,2 millones; en el 2014, se situó en 12 millones y en el 2015 descendió a 11 millones.

Las asociaciones de internautas reclamaron desde el principio la supresión de este canon, que «no se ajusta a los procedimientos establecidos y está muy por encima de los importes reconocidos por el propio ministerio en los estudios previamente realizados», según constaba en una misiva dirigida al Ministerio de Cultura el pasado mes de marzo y firmada por el presidente de la Asociación de Internautas (AI), Víctor Domingo, y el presidente de la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), Miguel Pérez Subías.

En el escrito, reclamaban que antes de fijar las tarifas que se aplicarán sería necesario realizar un estudio de impacto de forma pública y neutral para que los colectivos de internautas sean informados del procedimiento de licitación, realización y publicación de resultados.

Fuente: Asociación de Internautas. (https://www.internautas.org/html/10165.html)

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.